AMBIENTE

AIRE DE CACHEMIR

IRIS, MIRRA, CEDRO, ALMIZCLE Y HABA TONKA

La sensación de un abrazo que es constante y ligero al mismo tiempo. Un ángel que te envuelve con total serenidad entre cobijas de cachemir y te lleva de vuelta a tu centro. Un paseo entre lo etéreo y lo terrenal.

BRINDIS ETERNO

HIGO, BARRICA DE ROBLE, SÁNDALO
Y ALMIZCLE

La sensación de una conversación que dura toda la noche. Mundos que crecen, se expanden, y la plenitud se abre en el pecho entre el tintineo de las copas. Qué sería de la vida sin el gozo en conjunto, sin las ideas que nacen de un chispazo en una noche fuera del tiempo.

B R U M A

CARDAMOMO, HOJAS DE HIGO, ANTE Y ALMIZCLE BLANCO

La sensación de caminar en un atardecer con niebla. Te adentras en la blancura y la suave humedad llega a ti como el olor sereno del espacio abierto. Inhalas cerrando los ojos. Una calma de nubes acaricia tu cuerpo.

CLARIDAD
EN SILENCIO

ROCÍO, AIRE PURO, HOJAS VERDES
Y MADERAS CLARAS

La sensación de despertar muy temprano y abrir las ventanas de par en par. Aún quedan restos de noche y el rocío te roza la cara en un baile de agua y luz. Te acurrucas en el sofá y escuchas al vecino que riega sus plantas. El día empieza a clarear.

ÁMBAR, CUERO, MADERA DE CEDRO Y PACHULI

FORMAS  DE C A L I D E Z    

La sensación de ver cómo se van iluminando ventanas mientras afuera anochece. Sientes el frío del viento y, al mismo tiempo, el calor dentro de cada habitación. Unos reciben invitados, alguien escribe en su escritorio, una pareja se abraza y otros se sientan alrededor de la mesa. Formas de calidez teñidas de ámbar detrás del cristal.